miércoles, 25 de junio de 2008

Encontré escenarios de colores y sentimientos de blanco y negro

Con su sonrisa alegre y su mirada risueña
se levantó Anna a preparar el desayuno
con su caminar de gata y su voz de seda
movió un peón al acercarse él,
Amor, el desayuno, y a través de la mesa
rodaba ya el plato
respondiendo al movimiento, su esposo en la estocada
con cara algo cansada, por la juerga en madrugada
le responde con un beso, más de costumbre menos de fuego
ya está astillado, el sentimiento ahora es hielo
con mirada fría y sus dedos de acero, comienza a comer
Excelente Anna eres buena cocinera, si así fueras en la cama, no tendría que correr
Y así con su toque de ironía, más que un peón, ganó el punto de alfil
pues ese lateral no lo esperaba
directo al corazón de una reina
que estaba algo más que metida en la cocina
Te gusta entonces lo que te he preparado?
con voz tierna decía, susurrando una canción
Si amor, respuesta hueca sin puntaje en la partida
Corazón, además de lavandera
me he dedicado últimamente a otros menesteres
la rubia de anoche era acaso una cliente?
O la has encontrado solitaria y sin papeles?
Palidecía entonces el hombre descubierto
se sentía asfixiado, con un dolor inmenso
Y entonces amor?
subestimando a la sumisa, has caído en mi juego…
Movimientos ganados, una torre, dos caballos y un alfil
Y ahora a por el rey…
paseando sus dedos suavemente por su espalda
Querido, responderás a mis preguntas?
Su mirada impenetrable, sus dedos aún más fríos
su boca hecha rictus, no se atrevía a contestar
Pero dime, decía entre sonrisas tiernas y animadas
Dime, quién ha sido ahora?
acaso la vecina con sonrisa de marfil?
o pudo ser su prima, quien te vino a perseguir?
No contestas ahora, mi dulce amor soñado?
te ha sentado bien, lo que comiste con agrado?
Calla infame, poca cosa, cocinera y nada más
por eso es que busco en otras lo que ya tu no me das
Ligera amenaza a su torre, pues otra vez cocinera
así queda hecha nada, para alguien que una vez quiso
Pues ya tú, mí querido tormento
no buscarás por ahora….
Y mientras perdía el conocimiento, hacía efecto el veneno
Por ser tu cocinera
Por ser tu peor es nada
Por ser siempre prisionera
Lo que merecías desde hace tiempo
No niegues, date por vencido, siempre habías ganado
Pero de ahora en adelante gano yo
Jaque mate

Y así Anna salió triunfante de la cocina, cantando su canción, ya no le cocinaría más...

No hay comentarios:

Publicar un comentario