martes, 24 de junio de 2008

Quisiera

Quisiera verte, oirte y hablarte y ante mis ojos, tocarte
porque las preguntas se perdieron en el vacío
y mis lágrimas se unieron al rocío
del amanecer oscuro en que te fuiste
Daría todo por sentirte un instante
para compartir mis ruegos suplicantes
mis triunfos, mis tristezas y alegrías
que supieras que me agradaba tu compañía
que disfrutaba escuchando tus aventuras
tu historia sin fin, tus esperanzas futuras
¿Por qué me siento culpable?
Por no escucharte a tiempo
por hacerte perder en el silencio
por no demostrarte mi cariño
por no perdonarte tus defectos
Quisiera verte, oirte y abrazarte
y que mi abrazo te cubriera por completo
si te viera te colmaría de besos,
sería como tu me quisieras
hablaríamos como buenos amigos
y los secretos serían compartidos
Me haces falta y no es lo mismo sin ti,
ya nadie parece recordarte
pero yo sí lo hago y cuando me pasa algo bueno,
desearía que estuvieras a mi lado...
Pero de algo estoy segura,
donde estés me proteges, me ayudas y se que me quieres
Por eso te digo y le digo al Dios que te tiene en el cielo
que los quiero, que me perdonen y que,
aunque quiera evadirlos, siempre los tendré en mi corazón...
Papá a tí estos versos mal logrados
este cariño atrapado
esta súplica que lees y que sientes ahora... Donde estés

1 comentario:

  1. Quise viajar a los orígenes, y me encontré con estos entrañables versos, me vi intruso en momento tan emocionante y de fuerza tal que me hizo recordar a quienes no están, y tenerlos cerca de nuevo.

    Gracias, un abrazo inmenso

    ResponderEliminar