lunes, 15 de junio de 2015

Siempre me preguntaré por qué...

Soy curiosa, lo sabes;
mi intuición y los años van acompasados con las preguntas que pasean por mi cabeza
el sábado fue un día especial, tu y yo lo sabemos
entre mi angustia y esa peculiar soledad
entre susurros, me atreví a buscarte
y a mi forma te encontré
Dicen que uno siempre consigue lo que se esfuerza en conseguir
y en este caso por un instante
te sentí a mi lado
Gracias por hacerme compañía a tu manera
te tuve / te tengo / te tendré presente
sobre todo una vez al año
caprichoso el calendario
ya van veintiún años
¿Increíble verdad?
Y si papá
siempre me preguntaré por qué
es inevitable
sin embargo,
aunque por mi rabia a veces me lo preguntaba
en tono de reproche
con los años cada vez me lo pregunto menos
Debe ser que a medida que pasa el tiempo
tengo la certeza que nos volveremos a ver
aunque falte mucho para eso - o poco-
estarás puntual esperándome
y juntos tomaremos un té o café
para aprender lo que no pude cuando te tuve cerca
Te quiero,
siempre te querré
Se que estás a mi lado, se que estás bien...

miércoles, 11 de febrero de 2015

Muérdeme

Bésame pero no tontamente, arráncame los labios sin compasión
mientras yo te arrebato una sonrisa tonta
Átame, a la cabecera de tu cama y no me sueltes hasta volverme loca de placer
mi lengua comenzará a hacer espirales
Enrédame entre tus piernas y que no se salve ningún rincón de la cama
moriré unos segundos para volver a renacer

Anoche fue maravilloso, como una entre miles
¿Esta noche volverás?
Que no se quede en promesas
Mientras tanto debo marcharme,
la realidad me aguarda para la cena

Te extraño a rabiar entre sollozos ahogados
ciento veinte días no son suficientes para que mi mente se reprograme... sin ti
Y no es cuestión de días, mientras mas lejos estás físicamente
mi mente y mi cuerpo solo responden al recordarte y rememorarte
ojos de océano, como la distancia silente que nos separa

Mientras preparo algo de comer
una pequeña herida me hace llevarme el índice a la boca
y el recuerdo agridulce de tus dientes mordiendo mis dedos
vuelve incesante para hacerme mas daño

Muérdeme anda, aunque sea en sueños, para aplacar el vacío
que nos impone mi exilio

viernes, 9 de enero de 2015

En honor a las uvas

Se supone celebración por la llegada de año nuevo,
sin embargo tu mente mastica otra cosa distinta 
el sabor de las uvas es dulce néctar que se desparrama 
entre los labios que besas furtivamente
cuando supuestamente resuenan las campanadas
El cava frío como tus dedos susurran un felicidades
mientras piensas como ahuyentar los demonios internos

Pasaron las doce y todo continuó igual
solo que el avance del tiempo es proporcional 
a las arrugas que con beneplácito efervecen en tus ojos

No hay deseos, se los llevaron hace tiempo
solo una frase te acompaña en la madrugada
Carpe Diem