miércoles, 11 de febrero de 2015

Muérdeme

Bésame pero no tontamente, arráncame los labios sin compasión
mientras yo te arrebato una sonrisa tonta
Átame, a la cabecera de tu cama y no me sueltes hasta volverme loca de placer
mi lengua comenzará a hacer espirales
Enrédame entre tus piernas y que no se salve ningún rincón de la cama
moriré unos segundos para volver a renacer

Anoche fue maravilloso, como una entre miles
¿Esta noche volverás?
Que no se quede en promesas
Mientras tanto debo marcharme,
la realidad me aguarda para la cena

Te extraño a rabiar entre sollozos ahogados
ciento veinte días no son suficientes para que mi mente se reprograme... sin ti
Y no es cuestión de días, mientras mas lejos estás físicamente
mi mente y mi cuerpo solo responden al recordarte y rememorarte
ojos de océano, como la distancia silente que nos separa

Mientras preparo algo de comer
una pequeña herida me hace llevarme el índice a la boca
y el recuerdo agridulce de tus dientes mordiendo mis dedos
vuelve incesante para hacerme mas daño

Muérdeme anda, aunque sea en sueños, para aplacar el vacío
que nos impone mi exilio

3 comentarios: