miércoles, 29 de junio de 2016

Conociendo al ingeniero - 28 de noviembre

Ese lunes Catalina estaba mucho mejor de su faringitis, fue temprano a la oficina, traje discreto, poco maquillaje, bailarinas y por supuesto, siempre con prisas.
Se compró un café con leche en la panadería de la esquina, lo pidió para llevar y al salir casi se tropieza con un hombre aparentemente de su edad, camisa remangada, pantalones de vestir y zapatos lustrados, el café por poco arruina tan inmaculada estampa.
Apenada y con los cachetes colorados, se disculpó.

- NO ES NADA, NENA

Enseguida pensó, otro yuppie de oficina, el pelo engominado lo delataba, así como los pectorales y brazos marcados por horas interminables de gimnasio.
Salió espantada por esa estampa, los "papi perros" como los llamaban coloquialmente en su ciudad no entraban dentro de su catálogo de gustos masculinos. Le resultaba insoportable esa voz sobrada, ese aire triunfador.

Aún pensando en ese fin de semana, prendió el computador y su jefe, un árabe experto en telecomunicaciones, la llamó a su despacho.
- Catalina, está por llegar un nuevo ingeniero para hacer revisiones de unas torres venteadas que estamos instalando en Oripoto, se llama Wilmer, por favor enséñale nuestras oficinas.

Enseguida pensó que ella era la contadora de la empresa, no la representante de ventas, proyectos u otra ingeniera mas. Pero en fin, como dice el refrán donde manda capitán, no manda marinero.

Tocaron el timbre, Catalina ya mas despierta con el café calentito, abrió y como era de esperarse, Wilmer era el triunfador de zapatos pulidos con el que casi se tropieza en la panadería.

- Pero si eres la nena linda que casi me baña en café
- Buenos días ¿Wilmer? bienvenido a nuestras oficinas. Soy Catalina, la contadora de la empresa.
Recorrido digno de guía turístico. Seria, discreta, al terminar, lo llevó justo donde su jefe y no supo mas de él por un par de horas.
Al salir, pasó por su oficina.
- ¿QUIERES ALMORZAR CONMIGO? DIGO ES LO MÍNIMO QUE PUEDES HACER TRAS CASI ECHARME TU CAFÉ...

No sabía si negarse o aceptar. No entendía que clase de broma macabra le estaba poniendo el destino, mostrándole hombres tan diferentes entre sí, en tan poco tiempo.
Recordaba las palabras de Fran "No necesitas un macho al lado".
Recordaba lo dulce que era German o "Coco".
Tenía pendiente otro Frapuchino ese jueves en Auyama`s para ver a Luis "el músico".

En menos de un minuto, aceptó la invitación.
Debía darle una oportunidad a otros tipos de hombre que se alejaran de sus gustos ¿Y si probaba con un profesional, hecho y derecho?
- Bueno sí, pero cerca porque la semana que viene estoy en cierre y tengo mucho trabajo.
- YO TAMBIÉN SOY UN HOMBRE OCUPADO ¿ENSALADA O POLLITO A LA PLANCHA? ME ESTOY CUIDANDO.

Catalina debió poner su cara, su típica cara, cuando algo no le gustaba, pensó para sí "Mal, empezamos mal, si cuidas tu físico mas que yo"
- Si bueno yo soy mas de pasta, pero si quieres ensaladita, por mi bien, igual por hoy dejo que invites tú.

Fueron a un local recién estrenado en el Centro Comercial El Tolón

Enseguida Wilmer pidió pollo con ensalada para los dos, como la estaban invitando dejó que el pidiera.
- ¿CUÉNTAME Y DESDE CUANDO TRABAJAS PARA LA EMPRESA?
- Voy para un año
- ¿Y QUÉ MAS HACES? YO SOY INGENIERO, COMO YA SABES ESTOY TRABAJANDO PARA TELEFÓNICA, POR ESO LA REUNIÓN DE HOY, ADEMÁS SOY CONSULTOR EXTERNO EN OTRA EMPRESA Y ESTOY ESTUDIANDO UN POSTGRADO EN FINANZAS, ¿ERES DE AQUÍ? DIGO POR LO BLANQUITA
- Nací en España, pero llevo casi toda mi vida viviendo aquí
- QUÉ BIEN, MIS PAPÁS SON CANARIOS, YO TENGO EL PASAPORTE- le dijo guiñándole el ojo.
Catalina ya comenzaba a respirar "Paciencia Cata, dale una oportunidad, además el almuerzo te saldrá gratis".
- ¿DESDE CUANDO NO VAS AL CINE?
- Desde hace como dos semanas, fuí sola, a ver No Sos Vos, Soy Yo, una peli argentina
- ¿TE GUSTA IR AL SAN IGNACIO A RUMBEAR?
- Si claro, voy con unos amigos siempre a Draft, los servicios salen bien de precio y el ambiente es tipo tranquilo, pero se puede bailar.
- A MI ME ENCANTA, SEI BAR, ES LO MÁXIMO, LOS JUEVES ES LADIES NIGHT, OPEN BAR DE 9 A 11 QUIERES VENIR CONMIGO ESTE JUEVES?
- Lo siento, tengo una reunión este jueves, ¿Te parece el siguiente?
- LO VOY A TOMAR COMO UNA CITA, MIRA QUE SI NO LE DIGO A TU JEFE QUE ME ESTÁS TRATANDO MAL- una media sonrisa
- ¿Te gusta mucho comer pollito y ensalada todos los días?
- BUENO ES QUE HACE AÑO Y MEDIO ESTABA GORDITO, AÚN NO HABÍA EMPEZADO EN EL GIMNASIO, YA LLEVO OCHO MESES, AHORA ESTOY MAS FUERTE Y DEFINIDO.

Catalina casi se atraganta con un pedazo de pollo, no daba crédito a lo que acababa de escuchar, en efecto hacía culto al cuerpo, no se había equivocado.

- ¿CATALINA Y TIENES NOVIO? UNA NENA TAN LINDA Y APLICADA, NO PUEDE SER QUE ESTÉ SOLTERA
- Acabo de salir de una relación de tres años
- O SEA, ¿Y ESO?
- Ahora hay un término de moda para las rupturas, lo llaman incompatibilidad de caracteres, casi me caso, pero bueno boda suspendida y por ahora disfrutando un tiempo para mi
- EXCELENTE NENA ¿QUIERES APUNTARTE AL GIMNASIO CONMIGO?
- No, digamos que... estoy mas dedicada a escribir en mi tiempo libre, ir al cine, salir a pasear, respirar aire puro, ir los fines de semana al San Ignacio con mis panas.
- MIRA Y ¿POR QUÉ VAS AL CINE SOLITA?
- Es como mejor disfruto las pelis, hay algunas que son mejores verlas uno solo para entenderlas mejor
- TE LA FUMASTE NIÑA, PERO SI, TE ENTIENDO, AUNQUE... CONFIESO QUE A WILMER LA VIDA LE SABE MUCHO MEJOR CUANDO ESTÁ ACOMPAÑADO
- Wilmer, la comida ha estado buena, pero debo regresar a la oficina, se acaba mi hora de almuerzo
- PERFECTO, TE ACOMPAÑO Y ASÍ ME DESPIDO DE TU JEFE. ANOTA MI NÚMERO NENA, TENEMOS UNA CITA PARA EL PRÓXIMO JUEVES

Catalina por no decir que no, anotó su número y se despidió de él.
Con ese almuerzo, había ganado puntos con su jefe, todo por tener a los contratistas de un cliente tan importante como Telefónica contentos, no sabía si salir con un hombre tan distinto a ella, pero, ver la vida desde el punto de vista de un hombre así, sería interesante, al menos por aprendizaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario