domingo, 12 de junio de 2016

QEPD mi vacío - 20 octubre

Impulsiva, estuvo a punto de volar todas las entradas de su espacio, ese donde drenaba todo lo que le pasaba por su cabecita loca.
Sin embargo ese 20 de octubre, respondió a los demás y a si misma:

Empiezo escribiendo, que no borraré todo lo anterior de mi espacio, porque han sido momentos relatados por esta creadora, y también porque hay opiniones de terceros, y respeto la libertad de los que escriben cosas buenas, períodos estacionales de los momentos de mis panas que quedaron plasmados en este espacio...

Sin embargo, esta nena, decidió decirle Que En Paz Descanse a su vacío

Desde ayer cuadré una cita para hoy, con una persona que tenía en el olvido, alguien de mi pasado
¿Teníamos tiempo que no íbamos al cine verdad?
Película elegida: Secuestro Express
Si bien quienes asistimos no somos personajes de crítica cinematográfica, pues la verdad, me gustó la película, después de la basura que vi la última vez, pues excelente película.
Una vez más verifiqué que la ciudad en la cual me encuentro, está repleta de miseria, esperanzas y tristezas, de vidas plásticas, de realidades inhaladas en un soplo... de fantasías ambulantes en caras sin rostros, en miradas perdidas, tanto del que tiene mucho, como del que tiene poco.
Y la película conjugó los antónimos, ricos con pobres, misera con lujo, día con noche, sueños con pesadillas, verdades y mentiras llegaron a unirse, para producir, risas, reflexión y cruda sintonía con el día a día
Claro esto lo escribo amparada en lo que estoy viviendo, en mi crisis personal.
Obviamente me identifiqué mucho con Mía Maestro... aunque no tengo dinero, pues vivo mejor que la mayoría de personas que veo día a día, tengo casa, comida, ropa, trabajo, tengo salud,y muy importante, una familia que me quiere.... soy millonaria en comparación con muchos... y por supuesto, pienso ahora, ¿Por qué el vacío? ¿Por qué sentirme mal? hay que reflexionar en las cosas caóticas que le pueden pasar a los demás y darse cuenta que la vida es maravillosa y que vale la pena luchar por ser feliz, por estar tranquilo, por amar una y mil veces, aunque uno se de contra la misma piedra, vale la pena apostarle a las ilusiones, a la tregua.
Para esa pobre chica, el personaje protagonista, tocó fondo mil veces peor que yo, una niña bien, quizás sin tener claras muchas cosas, se refugió en un mundo alucinante, por no tener rumbo y confiando en una relación de 5 años que le pagó mal, y bien mal, pues casi le cuesta la vida, esa chica, noble en el fondo, experimentó en dos horas y media de su vida, lo que muchos no viven en mil años, decepción, miedo, rabia, desesperanza, el ruido ensordecedor de los disparos, y por supuesto, aprendió la lección... ya que era buena en medio de la oscuridad, alguien la salvó de un destino peor... para ser mejor, para levantarse después que se quedó sin piso... para ser más humilde y entender que aunque no haya tenido la culpa de nacer en cuna rica, pues, debió reconocer la realidad, triste, dura, pero realidad en fin... y aprendió a vivir en ella...
Me gustó Trece, Carlos Molina, eres el prototipo de hombre que me hace temblar las piernas, esa carita, esos ojos, esa lucha por sus ideales, esa luz en medio de lo malo, muy muy malo, el fue quien salvó a la protagonista, y, aunque no acabaron juntos, pues no fue una peli rosa, por lo menos la hizo levantarse...

Así que, hoy, un aprendizaje, una nota de consideración conmigo misma, un despertar de ese vacío
Una sensación que no se como describir pero, creo que es algo bueno.
Ya no diré si soy feliz o triste, porque estoy viva, y la vida se vive con trocitos de cada una de esas sensaciones.
¿Con quién fui al cine se preguntarán?
Pues con alguien que podría describir, según las palabras de otros: una persona complicada, enrollada y cuyos escritos son "perturbadores"...
Si, salí con la Catalina que tenía tiempo no me acompañaba...

No hay comentarios:

Publicar un comentario