viernes, 1 de julio de 2016

NO - 3 de diciembre

Acababa de salir Fijación Oral de Shakira; Catalina la seguía desde sus tiempos de adolescente con Pies descalzos, ni ella sabía en ese momento que el gusto por la cantante duraría precisamente hasta esos dos volúmenes en inglés y español, demasiada popularidad haría dar un giro comercial demasiado abrumador para los gustos de la protagonista de esta Historia Cualquiera.
El día anterior por el chat, Ramón le había preguntado sobre qué haría si veía a Daniel con otra chica en Draft, con el corazón en la mano, le fue brutalmente honesta "Me da exactamente lo mismo".
Qué empeño el de algunos hombres de sentirse ombligos del mundo.
Efectivamente, Daniel se estaba convirtiendo en una pieza que pronto saldría de su tablero, o al menos no era ya tan importante como hacia un par de semanas.
Ese sábado como siempre fueron a Draft, Catalina iba en tenis, jeans y camiseta, casi sin maquillaje, no le dio importancia a su atuendo, lo único que quería hacer era bailar.
Ramón llegó con dos amigas, una que se supone era su pareja o como decían "resuelve" y otra que según estaba pendiente con Daniel.
Lo cierto es que estaba estudiando ciencias criminalísticas y con quien se puso a hablar largo y tendido fue con Fran. Catalina callaba y observaba, una sonrisa, pero esta vez taciturna, a veces ni ella misma se entendía, se sirvió un trago del servicio que habían pedido y le ofreció al mesonero un poco de Coca Cola, ella era así, tenía esos arranques de vez en cuando. Daniel le dijo que cómo se le ocurría con lo que costaba cada servicio, a lo que alegó "Si quieres pago la Coca Cola, pero el chamo tenía sed".
Con los ojos en blanco, se quedó callado.
Catalina lo veía molesto, ni idea por qué, o sí, Fran estaba hablando con la amiga de Ramón, la que se supone que estaba destinada para él.
Como si adivinara sus pensamientos Cata le susurró en el oído "No todas caen a tus encantos" mientras una sonrisa ya menos taciturna se dibujaba en su rostro. Honestamente disfrutaba verlo molesto, vamos era una bofetada a su ego machista.
- CATALINA VAMOS A LA PISTA
- ¿Por qué? porque tu lo dices ¿Verdad?
- CHAMA PERO QUÉ TE PASA, ANTES NO ERAS ASÍ
- Bueno, somos amigos, los panas se supone que se dicen las verdades, sin andarse a medias tintas, venga vamos a bailar que el aire está enrarecido ¿Crees que la conquiste?
- ¿QUIÉN FRAN? ESE ES MAS ENAMORADIZO, PURO HABLAR Y CERO IR AL GRANO. ESE SOLO SABE DE AMOR GRACIAS A LAS PROSTITUTAS
- Bueno, vamos, mira quién lo dice...
- A PROPÓSITO DE ESO, DEBO CONTARTE ALGO, ME VOY CON KARINA, ESTA SEMANA ESTUVE PERDIDO PORQUE ELLA VINO A CARACAS, NOS ACOSTAMOS, PERO NO SE SI HAYA RECONCILIACIÓN.
Catalina corroboraba que quizás ya ni una amistad decente podría tener con Daniel.
- BUENO DANIEL, ERA LO QUE QUERÍAS, OJALÁ Y VUELVAS CON ELLA, ASÍ TE QUEDAS TRANQUILO, TE DESEO LO MEJOR
Estaban en medio de la pista, un merengue inapropiado para el momento comenzó a sonar, Daniel la atrajo hacia si, la verdad es que bailaba mal no, lo siguiente, Catalina en ese momento estaba lejos de la pista, sus ojos se concentraban en la ventana, observaba a Fran riéndose y tenía una mezcla de sentimientos encontrados, no sabía qué pensar.
Mientras bailaba, dio una vuelta y la boca de Daniel casi roza la suya. Esta vez fue el quien le susurró:
- AHORA ME VOY CON KARINA, PERO A PARTIR DEL 24 ESTOY LIBRE, PARA QUE LO SEPAS
Catalina paró en seco, Fran se acercó a la pista, le dijo a Daniel que era su turno de bailar, éste puso mala cara, pero salió.
Fran tampoco bailaba precisamente bien, pero hacia el intento, lo mas importante es que Catalina pudo salir airosa de un momento comprometedor.
- DANIEL TE IBA A BESAR
- Sí, pero no me iba a dejar, tu primo es un cínico, puedes creer que me dijo que ahora estaba con Karina, pero que a partir del 24 estaba libre, como no sé, para volver a acostarnos o algo así ¿Qué le pasa a tu primo?
- BUENO, YO SABÍA LO DE KARINA, PERO NO TE QUISE DECIR NADA, HAS ESTADO DEMASIADO MAL COMO PARA ENCIMA SABER QUE VOLVIÓ CON ELLA, AHORA LO DE QUE ESTARÁ LIBRE, YA ES CUESTIÓN TUYA LO QUE DECIDAS, EL ES ASÍ, LO ESTÁS VIENDO TAL CUÁL ES.

Cuando se iban en la camioneta de Ramón, Daniel y Cata quedaron juntos.
Catalina en eso momento le dijo en un tono de voz casi inaudible "¿Sabes qué? que no, te felicito por lo de Karina, pero acostarme contigo fue un gran error, soy idiota, pero no caigo dos veces, te ofrecí todo, equivocada yo, no quiero que me vuelvas a tocar, seremos panas, pero por favor, ni un dedo, ni un roce, ni un susurro".
Molesto, Daniel miró para el otro lado de la ventanilla.
Cuando llegó a su casa, aún mareada y obviamente somnolienta, escuchó esa canción perfecta.
Se quedó dormida pero en su cabeza se repetía la canción una y otra vez:

No, no intentes disculparte, 
No juegues a insistir 
Las excusas ya existían antes de ti 
No, no me mires como antes, 
No hables en plural 
La retórica es tu arma más letal... 



No hay comentarios:

Publicar un comentario