viernes, 22 de julio de 2016

Una relación que no fue - 17 de diciembre

Sábado en la mañana, Catalina desayunaba tranquilamente, el día anterior había sido movido, ese viernes pasaría a la historia por un intento de relación que no fue.
Estaban en el centro comercial tomándose unas cervezas los de siempre, además habían ido Angélica y Omar.
La noche pronosticaba que Fran y Angélica terminarían juntos, Cata se sentía extraña, siempre había sido la única mujer en ese grupo y algo le inquietaba de esa relación.
Angélica llevaba unos meses pendiente de Fran, de hecho una noche en Draft supuestamente casi se besan pero todo fue fallido.
Una cosa era leer las historias de Fran, a través del chat y otra ver los ojos ilusionados de Angélica frente a un Fran con el ego por las nubes, era un hombre que adoraba ser el centro de atención.
¿Por qué entonces Catalina se sentía así?
Para ella era el colmo que su pana y amigo de desventuras en ese momento dejara de serlo por una niña majadera ¿Egoísmo? ¿Celos? por encima, a inicios de diciembre, Catalina intentaba ser cupido entre ellos dos.
Sí, era una mujer extraña, se supone que cupido no debe interesarse por aquél a quien van dirigidas las flechas, pero, ni ella misma se entendía, quizás hablar casi todas las noches con "Planeta Sur" la confundía, quería verlo feliz pero no con otra.
¿Y con ella? No, ella no estaba para una relación con el primo de Daniel, con su confidente, con ese amigo de desventuras, inmaduro y enamoradizo que por encima tenía ínfulas de rockstar con su grupito Lucy7.
Por eso ni ella misma entendía la rabia que le quemaba por dentro cuando, desde la terraza de esa noche estrellada observaba como todos se pararon de la mesa para dejar a la "nueva parejita" a solas.
Omar le decía "Cata esta noche Fran sale con novia".
Ella misma había contribuido a eso, todavía recordaba la conversación de la semana anterior:
- Angélica yo creo que hay chispa entre ustedes, solo que Fran es demasiado tímido
- No vale, nada que ver, no ves que no me presta atención
- Mira el tiene una coraza, por eso te digo, que si no te demuestra que le gustas es porque es muy tímido y reservado
- Jajajaj, si seguro, pero sabes que entre él y yo no va a pasar nada, somos panas y listo ¿Tú crees que el hará algo?
- No lo sé, pero tu le gustas
- Ya va ¿El te dijo algo? O tu lo supones, las suposiciones no significan nada
- Bueno en parte es cierto, el directamente no me ha dicho nada
- Ahí tienes tu respuesta Cata
- Lo que si me ha comentado es que siempre que se quiere acercar a ti, tu te vas
- ¿Te dijo eso?
- Si, que siempre que va a buscar algo contigo, te vas, pero no se si quiere un juego o algo serio
- Buscar qué ¿Unos besos? y entonces ¿Por qué espera a última hora?
- Ahhh, tu ves, porque es tímido
- Bueno eso si se tiene que dar se dará, todo pasa por alguna razón...

Y allí estaban frente a frente hablando muy cerca, Catalina los miraba, observaba luego el cielo y se repetía la última frase de Angélica, si se tiene que dar, se dará.
Para su sorpresa, lo que se supone sería un beso, se convirtió en una silla tirada al suelo con agresividad, Fran levantándose de la mesa y Angélica llorando.

Jamás sabría que le había susurrado Angélica al oído, jamás entendió por qué lo que se supone sería, no fue.
Esa noche Catalina se alegró por la tristeza ajena. ¿Quién dijo que era una santa?

Sábado en la mañana, Catalina desayunaba tranquilamente, sí, la noche anterior terminó como había deseado... por encima, apareció Avix en su vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario